Girona, Temps de Flors 2014

Una vez más, como cada año por estas fechas, Girona se convierte en un bello jardín. Visitarla el domingo en “Temps de flors” es correr el riesgo de acabar, como yo, con las piernas agotadas por el caminar lento entre escaleras y rampas que abundan en esta bella ciudad.

Como el reportaje me parece incompleto, procuraré repetirlo entre semana esperando que la invasión de curiosos disminuya y me permita visitar los recintos más espectaculares, donde hoy las colas me han hecho abandonar.

Deixa un comentari