Visita a els Aiguamolls de l’Empordà

Confiando en que las aves ya comienzan a reunirse preparando la emigración, nos dirigimos a la búsqueda de buenas fotos. Después de caminar un par de horas sin resultados, iniciamos la retirada.

Próximos a la salida, oímos un sonido conocido: Las cigüeñas machacaban  los ajos. (eso decíamos en mi tierra cuando estaban en el nido). Lástima de la hora porque la luz comenzaba ser escasa.

Deixa un comentari